Actualidad

Marc Márquez termina undécimo tras una caída

Compartir
30 de octubre de 2016

Un error del piloto del equipo Repsol Honda cuando rodaba en el grupo de cabeza le ha dejado sin opciones de victoria, aunque ha vuelto a carrera y ha terminado undécimo. Aoyama ha sido decimosexto.

El Gran Premio de Malasia ha visto la segunda caída consecutiva de un Marc Márquez que esta temporada había minimizado los errores para proclamarse Campeón del Mundo hace dos carreras. En la de hoy, celebrada con el asfalto completamente mojado tras una intensa lluvia caída apenas unos minutos antes del inicio, Márquez ha salido bien y se ha situado en el grupo de cabeza, formado por seis pilotos. Sin embargo, se ha caído tras un error en la curva 11 mediada la prueba y, tras volver a pista, ha tenido que remontar para terminar undécimo. Su compañero de equipo en esta cita, Hiroshi Aoyama, ha terminado la prueba a las puertas de los puntos, decimosexto.

Marc Márquez – 11º, a 36.480 seg.
“Hoy ha sido un día complicado. Por la mañana el tiempo ya era inestable y finalmente la carrera ha sido en agua. Antes de la salida he decidido utilizar los frenos delanteros de carbono, que me permitían ser más fuerte en las frenadas. Ha sido la elección correcta y no ha tenido nada que ver con la caída. Al principio de carrera estaba rodando bastante cómodo en el grupo delantero, intentando cuidar los neumáticos para el final, pero de repente me he caído, al perder adherencia en la curva 11. Me veía con posibilidades de terminar en el podio, pero no ha podido ser y más vale que pase ahora que ya tenemos el Mundial. Esto nos servirá de experiencia para el año que viene y nos ayuda a valorar aún más el título”.

Hiroshi Aoyama – 16º, a 52.665 seg.
“Ha sido una carrera algo complicada. Cuando ha empezado a llover tanto, he pensado que podría acabar en una posición mejor, pero desafortunadamente he tenido mucho tráfico delante durante algunas vueltas. Cuando he podido pasar a Rabat ya era tarde para alcanzar a los pilotos de delante. Al principio, había mucha agua y apenas veía lo que había delante, por eso no podía adelantar. Después de un rato, he visto que empezaba a salir el sol y he decidido apretar un poco más, aunque mi situación no era fácil. Este fin de semana el equipo ha trabajado muy duro para que estuviera cómodo y tuviera la mejor moto posible. Estoy muy contento de haber podido pilotar para el Repsol Honda, quiero agradecer de nuevo la oportunidad y espero que en la siguiente carrera Dani [Pedrosa] esté de vuelta”.