Actualidad

“Me encuentro con muchas ganas y a la expectativa de lo que pueda venir”

Compartir
15 de diciembre de 2017

Alonso López ha competido este 2017 en el FIM CEV Repsol. Su prometedor rendimiento ha llevado al ex campeón del mundo Emilio Alzamora a elegirle para debutar en el Campeonato del Mundo de Moto3 con el Team Estrella Galicia 0,0, donde acompañará al otro lado del garaje a Arón Canet en 2018. El competitivo carácter de la nueva esperanza del motociclismo madrileño se ha complementado con una madurez poco habitual en un adolescente de 15 años, que compagina sus estudios en el CAR de Madrid con las obligaciones de un deportista profesional de primer nivel.

Estudias y entrenas en el Centro de Alto Rendimiento de Madrid. ¿Cómo es la vida de un estudiante de 15 años que forma parte de un deporte profesional en el Campeonato del Mundo?

“No resulta fácil, pero también tiene muchas cosas buenas. No tienes todo el tiempo que te gustaría porque has de entrenar y estudiar, pero puedes conocer gran parte del mundo y te da mucha madurez respecto a otros compañeros de clase, así que creo que merece la pena todo el sacrificio”.

Comenzaste a formarte como piloto en los circuitos de tierra, compitiendo en enduro y motocross. ¿De dónde viene toda esa determinación desde la infancia? ¿Existe tradición motociclista en tu familia?

“La tradición viene de mi padre; y la determinación, lo cierto es que desde muy pequeño se me daba bien montar en bici y en moto. Por eso, mi padre y yo fuimos poco a poco entrenando durante los fines de semana en el campo cerca de casa, después corriendo en campeonatos, primero provinciales y luego nacionales. Poco a poco se fue haciendo todo cada vez más serio, y así hasta llegar al Junior Team Estrella Galicia 0,0”.

¿Soñabas en aquellos comienzos con llegar a competir en el Campeonato del Mundo?

“Siempre sueñas, pero luego otra cosa es hacerlo. Cuando iba avanzando lo veía más posible porque ganas el Campeonato del España y luego te ficha un buen equipo que además tiene estructura en el Campeonato del Mundo. Ahí es donde empiezas a pensar que quizá sea posible llegar al final”.

Haz un repaso de tu experiencia como piloto off road. ¿Crees que tu formación sobre tierra te ha servido a la hora de ser más competitivo en la velocidad?

“El motocross me ha dado muchas cosas, como la agresividad. Creo que me faltaría algo de agresividad si no hubiese practicado motocross”.

Después de ganar varios campeonatos, en 2016 corriste con el Junior Team Estrella Galicia 0,0 en el FIM CEV Repsol. ¿Qué aprendiste de aquella primera temporada en el Mundial Junior de Moto3?

“Creo que en el FIM CEV Repsol aprendí que lo importante no es sólo ser capaz de hacer una vuelta rápida, sino que el ritmo de carrera es verdaderamente lo más importante. Si sales segundo pero no tienes buen ritmo, te vas a quedar atrás. También aprendí a no ser tan impulsivo en ciertas situaciones, aunque todavía tengo que mejorar ese tema, pero creo que poco a poco (ríe) lo voy consiguiendo”.

“Que personas con tanta experiencia como Emilio Alzamora te aporten directrices siempre suma”

¿Cómo se asimila esa filosofía cuando formas parte del proyecto deportivo de Estrella Galicia 0,0?

“Durante estos tres últimos años he trabajado con Víctor Carrasco -Team manager del Junior Team Estrella Galicia 0,0 en el FIM CEV Repsol-, y Emilio Alzamora también me ha dado muy buenos consejos. Que pilotos y personas con tanta experiencia te aporten esas directrices siempre suma, y lo cierto es que sus consejos me los guardo muy bien para no cometer en el futuro los mismos errores”.

Tu mejor año ha sido sin duda este 2017, también en el FIM CEV Repsol, en el que has terminado tercero en la clasificación con tres victorias. ¿Cómo ha sido este año en el CEV?

“Creo que en 2017 hemos hecho una temporada muy buena. Es cierto que también hemos tenido muchas caídas, pero varias han venido por simple mala suerte. Comenzamos con un cero en Albacete que vino por un lance de carrera que no pude evitar. Luego también caí en Montmeló en la segunda carrera de una forma que tampoco pude evitar. Aquello me hizo sentir la obligación de ganar a toda costa si quería luchar por el campeonato. Eso también me llevó a cometer errores como el de Jerez, por ejemplo, o Valencia, donde intenté estar delante con un neumático que no acabó de funcionar y tuve otra caída”.

¿Cuándo sabe un piloto que ha llegado su momento para ganar?    

“Te das cuenta de que puedes ganar cuando ese día en carrera ves que tienes ritmo para estar en el grupo delantero. Es verdad que eso quizá me faltaba un poco el pasado año; me faltaba ese último paso para estar cómodamente en el grupo de los más rápidos. Ganar llega cuando ruedas sin complejos con los tres primeros y en la última vuelta te lo juegas todo; y si sale bien es genial”.

¿Cómo recibiste la noticia de que ibas a formar parte del equipo Estrella Galicia 0,0 en el Campeonato del Mundo de Moto3?

“Supe que iba a estar el año que viene en el Campeonato del Mundo cuando me citaron para una reunión, y Emilio Alzamora me dio la noticia de que iba a ser yo quien iba a acompañar a Arón Canet en el equipo del Mundial. Fue un gran momento, estaba súper contento y casi ni me lo creía”.

¿Hablamos de tus referentes? ¿En qué pilotos te fijas y por qué? ¿Qué te gusta de ellos?

“Siempre me he fijado en Casey Stoner, sabía qué hacer encima de la moto. Aun no teniendo la mejor puesta a punto, él siempre sabía lo que tenía que poner para ser competitivo. Quizá yo no tengo un carácter tan serio como el suyo, pero en cuanto a pilotaje creo que era el mejor”.

Tendrás como compañero de equipo a Arón Canet, que este año ha ganado tres carreras y en 2018 podría luchar por el título…

“Tener a Arón al otro lado del garaje es un privilegio porque es uno de los candidatos al título al próximo año. Tiene mucha más experiencia, puedes comparar los datos de telemetría, quizá rodar detrás de él y que te enseñe las trazadas en circuitos que no conoces cuando estás un poco perdido. Estoy contento de tenerle como compañero de equipo”.

¿Cómo fue el primer test en Valencia con tu nuevo equipo en el Mundial?

“Ese primer día con la moto del Mundial estaba bastante nervioso porque era una situación nueva para mí. No conocía la moto ni al equipo, ni a mi jefe de mecánicos, lo que te hace llegar estando a la expectativa, pero una vez que ya te conoces, vas poco a poco y la verdad es que me he sentido como en casa. Hasta yo mismo me sorprendí porque rodé muy rápido. No tenía presión, me encontré muy a gusto con la moto nueva y el ambiente era muy bueno. Nos encontramos muy bien todos”.

“Tener a Arón al otro lado del garaje es un privilegio porque es uno de los candidatos al título”

¿Qué esperas del primer año?

“Espero aprenderme los circuitos lo antes posible y no atascarme en alguno. Al no conocerlos, a veces alguna curva no te sale. Estoy a la expectativa en este sentido”.

¿En qué circuitos del calendario tienes ya experiencia?

“He rodado en Le Mans, Montmeló, Jerez y Valencia”.

Si cierras los ojos… ¿Cómo visualizas ese primer día en Qatar, en marzo de 2018, tu debut en el Mundial?

“Visualizo ese primer día del año que viene en Qatar con muchas ganas y bastantes nervios respecto a la carrera. En entrenamientos todo es más relajado, pero cuando llega el domingo todo el mundo se pone en modo carrera y muchos te pueden sorprender”.

¿Qué sensaciones te invaden ahora?
“Me encuentro con muchas ganas y también a la expectativa de lo que pueda venir, porque se puede empezar muy bien y que después se me atasquen varios circuitos de golpe. O puedo comenzar a un nivel más normal y seguir mejorando, que es lo que debería pasar”.

¿Cuáles son tus planes para estos meses antes que comience la temporada?

“Mi método consiste en trabajar por la mañana la parte física con mi entrenador y por las tardes correr o montar en bici. Dos o tres veces a la semana también ruedo en moto, practicando Supermotard, flat track, o dirt track”.

¿Qué es lo que más te gusta de ser piloto?

“Lo que más me gusta de mi profesión es estar ahí, encima de la moto y disfrutar, porque en ocasiones ocurre que estás en ello, pero no estás disfrutando de tu deporte. Cuando estás a gusto y disfrutando sobre la moto es cuando salen bien las cosas”.

Háblanos de tus amistades, ¿son también deportistas de alto nivel como tú? ¿Qué hace Alonso López cuando no está entrenando o compitiendo en moto?

“Mi círculo personal es bastante variado porque, antes de este colegio, estaba en otro en el que no había deportistas. Aquí, en el CAR de Madrid, son todos deportistas y hacemos planes juntos, alguna fiesta de cumpleaños, salimos a cenar o quedamos en un parque y pasamos la tarde hablando y comiendo pipas, como cualquier niño de quince años, la verdad”.

De no ser piloto, ¿qué otra profesión elegirías?

”Quizá me gustaría tener mi propia empresa, estudiar Derecho o trabajar en cualquier cosa que tuviera que ver con motos, como hace ahora Julito Simón. Estar con los chavales que empiezan, dándoles consejos y preparándoles para situaciones en las que yo haya estado antes; eso es lo que me gustaría”.

Entrevista completa en el siguiente vídeo: