Actualidad

Arón Canet y Enea Bastianini completan un test privado en Brno

Compartir
17 de julio de 2017

Antes de encarar la segunda parte de la temporada de Moto3, los pilotos del Team Estrella Galicia 0,0 llevan adelante una jornada de test en el trazado que acogerá el próximo Gran Premio de República Checa.

Aprovechando las semanas libres de competición que ofrece el paréntesis veraniego del Campeonato del Mundo de Moto3, la formación Estrella Galicia 0,0 se ha desplazado hasta el Circuito de Brno con motivo de un test de una única jornada junto a los ingenieros de Honda. La finalidad de este entrenamiento privado ha sido buscar nuevas soluciones de puesta a punto que permitan tanto a Arón Canet como a Enea Bastianini afrontar lo que queda de temporada mejor preparados aún.

Durante las nueve horas de actividad en pista (de 9:00h a 18:00h), con una temperatura media que rondaba los 23 ºC, tanto Canet como Bastianini han tenido la oportunidad de probar diferentes componentes de la parte ciclo, llegando a completar 77 y 88 vueltas, respectivamente.

Al mismo tiempo, el trazado de Brno, marcará el comienzo de la segunda parte de la temporada de Moto3, ya que el próximo 6 de agosto se celebrará en este mismo escenario el Gran Premio de República Checa, décima ronda de la temporada 2017.

 

ENEA BASTIANINI (88 vueltas, 475 Km)

Hemos encontrado nuevas soluciones que nos han permitido pilotar con más confianza”

“Ha sido un test bastante positivo porque hemos encontrado nuevas soluciones que nos han permitido pilotar con más confianza. Hemos probado diferentes componentes del chasis con los que hemos sido más rápidos, sobre todo por la mañana porque la pista estaba un poco más fría y presentaba mejor agarre, así que he pilotado más cómodo que por la tarde que, con más temperatura en pista, había menos agarre”.

 

ARÓN CANET (77 vueltas, 416 Km)

“Hemos realizado un gran trabajo para encarar bien preparados el Gran Premio de República Checa”

“Estamos muy contentos con este test que hemos llevado a cabo después de las vacaciones de verano. En las próximas dos semanas toca retomar las sensaciones, tanto en el entrenamiento físico como técnico practicando supermotard flat track. En el test de hoy nos ha ido muy bien desde el primer momento. Las sensaciones con la moto han sido muy buenas y hemos rodado bastante rápido, ya que nos hemos quedado a sólo dos décimas del récord del circuito. Este es un trazado que requiere de rebufos para rodar rápido y lo positivo es que también somos competitivos rodando solos. Hemos realizado un gran trabajo para encarar bien preparados el Gran Premio de República Checa”.