Actualidad

Miller como loco por llegar a su carrera en Phillip Island

Compartir
18 de octubre de 2016

Jack Miller llega a su casa, Australia, decidido y preparado para afrontar el desafío que supone competir en el imponente circuito de Phillip Island. Tito Rabat espera poner en práctica en uno de los circuitos más rápidos del calendario todo lo aprendido hasta la fecha.

Totalmente recuperado de sus lesiones en la espalda y la mano derecha, que le han complicado la vida a la estrella de Townsville durante las últimas seis carreras, Miller espera encontrar la inspiración en un terreno familiar para volver a terminar entre los diez primeros, algo que no sucede desde el Gran Premio de Alemania el pasado mes de julio.

Miller sabe lo que es ganar en casa después de terminar primero en una sensacional carrera de Moto3 en 2014, en la cuál terminaron seis pilotos en 0.242s tras una última vuelta de infarto.

Y el piloto de 21 años está listo para encontrarse con un gran recibimiento por parte de los apasionados aficionados locales, sobre todo después de inscribir su nombre como el 12º piloto australiano la historia en la categoría reina que ha ganado un Gran Premio, con su sensacional victoria en Assen a finales de junio.

Tito Rabat espera tener la oportunidad de demostrar sus habilidades en uno de los circuitos más rápidos del Campeonato del Mundo, después de haber vuelto a puntuar el pasado domingo en Japón.

El español, quien fue tercero tras salir desde la pole en Australia, en la temporada en la que se convirtió en Campeón del Mundo de Moto2 en 2014, espera poder sacar provecho de la información recogida durante los test de pretemporada disputados en Phillip Island el pasado mes de febrero, y así sumar más puntos a los 29 que ya se ha ganado en lo que llevamos de temporada en 2016.

Pero las condiciones climatológicas que se dan en Australia durante la primavera serán muy diferentes y eso complicará las cosas a los pilotos en el circuito de 4,4km de Phillip Island.

A pesar de las condiciones climatológicas, el circuito de Phillip Island es sin duda uno de los más populares de la temporada para toda la parrilla de MotoGP: Es mundialmente famoso por sus sectores ultra rápidos, además de su impresionante ubicación en el Estrecho de Bass.

Jack Miller:
“Estoy deseando llegar a casa y pilotar delante de mi público en Phillip Island. Me siento súper especial porque este año llegaré con una victoria en MotoGP y, además, quiero quitarme la espina tras un fin de semana bastante difícil en Japón. Me encanta Phillip Island y espero encontrar algo en la moto que me de un poco de confianza para apretar al límite. El año pasado fui rápido con la moto de la categoría Open, y llego decidido a dar la vuelta a un periodo bastante complicado de la temporada para mí. Siempre hay una presión extra cuando corres en casa, pero es una sensación muy chula cuando sabes que tantos aficionados vienen a verte dar espectáculo. Es presión, pero yo me siento bien y espero poder dar a la afición australiana una gran alegría”.

Tito Rabat:
“No creo que sea el único cunado digo que Phillip Island es uno de mis circuitos preferidos. La última carrera en Japón no fue nada fácil pero me mantuve centrado y apreté hasta el máximo de mis posibilidades. Además fue importante volver a terminar en los puntos. El objetivo será como siempre el mismo, mejorar mi confianza y mi ritmo en cada sesión y sobre todo divertirme. Después de los test de febrero tengo algo de experiencia con la Honda RC213V en Phillip Island, así que será bueno empezar con algunas referencias y bastante información”.

Michael Bartholemy: Team Principal
“Tito llega a Australia con más confianza después de un buen fin de semana en Japón, donde sumó puntos después de dar otro gran paso con la moto. Phillip Island es un circuito donde le gusta correr y confío en verle mejorar un poco más. Para Jack este es un gran fin de semana. Es su carrera de casa y la expectación entre los aficionados australianos es muy grande. Sin embargo, tiene que estar centrado y afrontar el fin de semana como otro cualquier, sobre todo después de la decepción tras su caída en el Gran Premio de Japón. Lo bueno es que Jack normalmente responde bien a la presión y, como es el único piloto australiano en MotoGP, estoy seguro de que este fin de semana la presión será positiva. Solo tiene que canalizarla y convertirla en un buen resultado el domingo”.